miércoles, 18 de octubre de 2017

¡Rayos y terremotos!

¡Qué envidia deben de provocar los meteorólogos a los sismólogos!

Ambas ciencias, estudian sistemas caóticos. Tanto la atmósfera como la corteza terrestre son sistemas dinámicos en los que las condiciones iniciales son modificadas con el tiempo de forma exponencial, haciendo muy difícil la solución, el pronóstico.

Pero nunca verás a ningún "hombre o mujer del tiempo" salir en "la tele" diciendo, que la meteorología es imprevisible y que por lo tanto se elimina el parte meteorológico de la programación, porque el tiempo exacto que hará mañana es imposible saberlo, ya que no se puede conocer la hora y el lugar exacto donde caerá pedrusco (granizo gordo) o dónde nos "partirá un rayo", así que no emitirán ya el pronóstico meteorológico.

O sea, la Organización Meteorológica Mundial ha decidido que en adelante el pronóstico meteorológico, consistirá exclusivamente en la predicción de cuándo caerá una cantidad concreta de granizo, de un tamaño específico en un lugar particular en determinado momento. Decir que es probable que lloverá mañana, o si estará el cielo nublado o despejado en tu ciudad, o si arreciará el viento en tu pueblo, no será considerado pronóstico meteorológico nunca más, por su vaguedad y falta de concreción...
Esto sería absurdo ¿verdad? porque la meteorología es mucho más que el granizo.
Pues en sismología no es así, no tenemos esa suerte:

"La predicción de terremotos consiste en la predicción de que un terremoto de una magnitud específica ocurrirá en un lugar particular en determinado momento."(Wikipedia)

Es decir, aplicando el mismo criterio a la predicción meteorológica la frase quedaría así:

"La predicción meteorológica consiste en la predicción de que caerá pedrusco de un tamaño específico en un lugar particular en determinado momento."

¿Excesivamente preciso, no? y muy sesgado.
¿Por qué exigir a la sismología lo que no se espera de la meteorología?

Hay miles de terremotos todos los días, la inmensa mayoría son tan pequeños que no los sentimos. Estoy de acuerdo que interesa saber cuándo ocurrirán los peligrosos, los grandes, pero también es importante saber cuándo ocurren los pequeños.

Relación entre fuerza de gravedad solar y sismicidad

¿Por qué?
Porque es la ÚNICA forma de encontrar patrones estadísticos de ocurrencia sísmica útiles, ya que los terremotos grandes (el pedrusco en meteorología) son escasos, y todos (grandes y pequeños) responden a ciclos cortos (frecuentes ciclos de marea).

A nivel popular es un asunto de ansiosa expectativa.
Los daños que provocan súbitamente los terremotos son tan grandes, que la gente afectada espera con ansiedad que podamos conocer algún día con exactitud, cuándo, dónde y a qué hora, minuto y segundo ocurrirán.
A nivel de especialistas es simplemente de soberbia "cabezonería". Pero en unos y otros es un problema de entendimiento del fenómeno sísmico, es un problema de falsas expectativas creadas tanto por adivinos y charlatanes, como por escépticos y acomodados científicos negacionistas. La ignorancia se retroalimenta de ambos. Un asunto profundamente político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario